La incorporación de una nueva advocación en la Hermandad de la Santa Cruz de Málaga es el fruto de un largo proceso que se inició hace nueve años, cuando se realizaron los primeros planteamientos sobre el asunto con el imaginero José María Leal, quien a la sazón se encontraba realizando algunos trabajos para el trono de Nuestra Señora de los Dolores en su Amparo y Misericordia.

Desde ese momento, el sentir de la Hermandad Malagueña ha ido cambiando de manera paulatina, pasando por la conveniencia de ampliar el número de titulares de la Hermandad, un periodo de discusión interna sobre la necesidad de una nueva efigie de Cristo crucificado en la aún joven institución, sobre el imaginero más adecuado, sobre la advocación a la que debía representar, hasta llegar al momento actual, en que a muchos les parece que el Señor se ha ido abriendo camino en sus corazones y ha vencido los recelos que su venida pudiera ocasionar. En cualquier caso, “un proyecto como éste para ofrecer al culto una nueva imagen del Señor Crucificado, sobre todo, cuando vivimos bien entrado el siglo XXI, en el marco de una sociedad donde avanza fuertemente el laicismo, quiere ser muestra de nuestra vocación evangelizadora”, según relatan en comunicado oficial.

José María Leal Bernáldez es un hombre consciente de su responsabilidad como imaginero creyente. Es decir, que no sólo cuenta con la capacidad técnica necesaria para recrear una imagen devocional, sino que además es consciente de la utilidad catequética con que dicha talla debe realizarse.

Desde el punto de vista curricular, José María Leal Bernáldez, nace en Sevilla el 15 de Noviembre de 1.978, es Licenciado en Bellas Artes por la Facultad de Sevilla, aprendió el oficio con el maestro Francisco Berlanga, cuando este tenía su taller en la calle Castellar nº 52, en el Corralón de los Artistas, donde permaneció por espacio de ocho años, ya le dieron una sabiduría y solidez en el trabajo y un conocimiento práctico de los lenguajes artísticos, que hoy poseen muy pocos en el oficio.

A ello, se le une una posterior formación académica muy completa en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, donde recibió las orientaciones y mensajes de las enseñanzas de maestros- escultores y profesores como Juan Manuel Miñarro López o Sebastián Santos Calero.

Desde los trece años, José Leal auxilia en el taller de Francisco Berlanga -imaginero que fuera a su vez el último discípulo de Buiza- hasta el año 2.001, colaborando posteriormente con Sebastián Santos y Juan Manuel Miñarro. Su primera obra de gran envergadura (1,82 mts.), fue un Crucificado para el pueblo de Bolaños (Ciudad Real), el “Santísimo Cristo del Consuelo” (2.004). A partir de entonces ha desarrollado más de una decena de trabajos para diferentes cofradías de todo el pais.

El artista define su proyecto como un crucificado que “vuela” sobre la cruz. Es decir, que el cuerpo muerto de nuestro Señor, mediante una complicada combinación de elementos, como la postura anatómica, la expansión de la caja torácica, la caída de la cabeza… transmita una apariencia de vida que supera a la muerte.

La Hermandad ha preparado una serie de cultos de bienvenida y bendición de la imagen cristífera que será el siguiente:

VIERNES 22 NOVIEMBRE

Acto de Presentación de la imagen del Santísimo Cristo de la Victoria, que correrá a cargo del escultor y catedrático de Escultura de la Universidad de Sevilla, D. Sebastián Santos Calero. Este acto tendrá lugar exclusivamente para los hermanos y padrinos de la ceremonia.

SÁBADO 23 NOVIEMBRE

19.30 Celebración litúrgica de bendición. Concelebrada por el Delegado de Hermandades y Cofradías, don Manuel Ángel Santiago, el Vicario General de la Diocesis don Antonio Coronado, el primer párroco y Director Espiritual de la Hermandad don Isidro Rubiales así como el anterior párroco y Director Espiritual don Gabriel Pérez. La Coral San Felipe Neri acompañara musicalmente los pasajes de la ceremonia religiosa que tendrá lugar en la iglesia de San Felipe Neri.

DOMINGO 24 NOVIEMBRE

De 17.00 a 21.00 horas, besapié extraordinario a la Sagrada Imagen.

La Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, en representación de todas las hermandades de pasión de la ciudad, apadrinará el acto. La Junta de Gobierno de dicha entidad ofrecerá al Señor de la Victoria, con motivo de tan especial ocasión, un juego de potencias en plata sobredorada, obra del orfebre Joaquín Osorio.

La Hermandad finaliza el comunicado con la siguiente conclusión:

“La Hermandad de la Santa Cruz, tras un detenido discernimiento, mediante el cual ha podido reflexionar con profundidad sobre su idiosincrasia y misión en la vida de la Iglesia, ha resuelto incorporar la advocación de Santísimo Cristo de la Victoria a su denominación, obligándose con ello a proclamar de manera especialísima su Fe en el misterio de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor, para trasladar a cuantas personas se acerquen que su Victoria sobre la muerte ha traído a nuestras vidas la Esperanza, para que en medio de las vicisitudes del día a día reforcemos nuestra confianza en que el Padre bueno nos quiere mucho más de lo que podemos con nuestro humano entendimiento sospechar, y que esa Esperanza nos debe mover a la conversión, al perdón de las ofensas y al amor a todos los seres humanos, nuestros hermanos, hijos del mismo Padre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here