Los templos antequeranos tienen desde este lunes 18 de mayo, la posibilidad de abrir sus puertas y recuperar su culto tras dos meses de cierre ante la pandemia de coronavirus. Una realidad que tiene un protocolo de medidas de prevención, que podrán encontrar en nuestra página web.

La Real Colegiata de San Sebastián, sede del Arciprestazgo y de la cofradía del Mayor Dolor de Antequera, ha sido de las primeras en abrir sus puertas; para ello, se han tomado medidas de prevención y protección contra el coronavirus coordinadas y dirigidas por el Arcipreste y Párroco de San Sebastián don Antonio Fernández López.

El horario de apertura del templo será de lunes a domingo de 8.30 a 13.00 y de 18.00 a 20.00 horas.

Las misas tendrán lugar los lunes a las 19.00 horas, de martes a sábado a las 9.30 y 19.00 horas, así como los domingos a las 10.00, 12.00 y 19.00 horas.

Se ruega que los fieles lleven guantes y mascarillas de casa, utilizar gel desinfectante al entrar, mantener distancia entre personas de 1,5 metros, no dejar guantes y mascarillas en el banco, recibir la comunión en la mano.

Durante el fin de semana pasado se ha procedido a la limpieza y desinfección de todos los altares. Se ha señalizado la entrada y salida a la Colegial. (Si nos situamos de frente hacia la derecha se procederá a la ENTRADA, la puerta de la izquierda será para la SALIDA.)
A la entrada se han colocado alfombras para la desinfección del calzado, se han colocado dosificadores con GEL ANTISÉPTICO justo encima de dónde se encuentran las pilas que antes contenían agua bendita, se han señalizado todos los altares con la prohibición de NO TOCAR. LA MADERA Y EL HIERRO SON MATERIALES EN LOS QUE EL VIRUS PERMANENTE MÁS TIEMPO ACTIVO.

Los bancos están señalizados con el espacio que se puede ocupar en filas alternas para cumplir con el DISTANCIAMIENTO DE SEGURIDAD tan necesario para evitar posibles contagios. El pasillo central está señalizado con la distancia que debemos mantener para recibir la comunión. Así como el altar con los Sagrados Titulares de la Cofradía del Mayor Dolor, está especialmente señalizado con carteles de NO TOCAR LA REJA. Para lo cual, también se ha limitado el banco para tres personas.

El despacho parroquial abrirá sus puertas en la fase 2.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here